sábado, 7 de noviembre de 2009

Si es verdad que hay veces que no tengo ganas de nada, días en los que no se ni escribir, ni pensar, ni reír, me basta con pensarte para que mil cosas sobrevuelen mi cabeza, recreando momentos o simplemente inventando un mundo, un mundo perfecto y pensado para mi, para hacerme olvidar por un instante, todo aquello que enturbia mis días y tiñe mis noches de un negro tan intenso... Porque me encanta pensar en ti y sentirme idiota cuando vuelvo de mis sueños.
*Cuento los segundos para que todo esto termine, o todo aquello empiece..

5 Comentarios:

Antonella dijo...

Y ojalá que aquello empiece pronto entonces:)
Un beso maca!, hace mucho que no sé nada de vos, espero que andes bien.

Sil dijo...

El que espera desespera, vive el hoy! no pierdas tu tiempo, aunque cuando de amores se trata solo el tiempo no dice la verdad
besotes

Lunna dijo...

Disfruta de ese tiempo cuando hayas llegado, aunque tambien es grato dejar volar los sueños si luego los hacemos realidad y somos felices esos segundos.

Besos.

Lunna.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Cuando menos lo esperes todo comenzara nuevo. todos tenemos momentos negros es cuestion de sobre llevarlos al momento en el que des media vuelta a la pagina sonreiras denuevo y diras...YO, YO AHORA SI ENCONTRE TRANQUILIDAD.

saludos del otro lado del charco

Veca

León dijo...

No hay que contarlos, sino perdés la cabeza, por q caés en que todo terminar y empieza constantemente dependiendo como nos sintamos, y una cosa lleva a la otra. Mejor tener ganas aunque sea, de dejar de no tener ganas.

Volví! me tomñe un descansito, te pesero cuando quieras.

Un abrazo