lunes, 26 de octubre de 2009

MUER-TA


[...] Y dejó pasar su tren, se quedó sentada en el banco de aquella oscura estación, sola. Todos se habían marchado, cada uno en busca de su destino, de su lugar. Quizás ella no supo afrontarlo, quizás fue miedo, no se, ni ella lo sabe, pero dejó que se fuera. Y el mismo tren nunca vuelve a pasar. [...]

Y el tiempo pasa, y ella sigue ahí sentada, esperando, buscando..




Hoy tocó gimnasio.. el spinning mató. Puede que el final de una clase sea como un orgasmo, quien sabe!


6 Comentarios:

Lisandro dijo...

eso amiga!!!!! quien sabe!!! hermosa foto y buenisimo post!!!

Ħαррy єyєs dijo...

Las estaciones siempre me han parecido nostalgicas y llenas de bellas y tristes historias...

Sil dijo...

Hay que trizte,mmm me quede pensando si alguna vez yo deje pasar algun tren! Oh My god!! mejor ya no pienso mas ja!
Saludos

Antonella dijo...

Hay trenes que pasan más de una vez. Uno nunca sabe, igualmente no hay que desaprovecharlos(:

Y yo me voy ahor al gimnasio,
cosa que no soporto pero sé que
me hace bien. Un beso Maki!

Shang Yue dijo...

a lo mejor no ha llegado su momento
de qué sirve tirarse a algo cuando no estamos realmente convencidos de que es lo que estábamos buscando?

Menage A Trois dijo...

Que tal Maca, tanto tiempo!
hacia mucho que no pasaba por tu blog.
te dejo un saludo