martes, 22 de febrero de 2011

bah.




Tengo tantos defectos que si me pusiera a nombrarlos todos posiblemente no terminaría nunca. Pero tengo uno en particular, que me molesta profundamente, y es el típico: "Todo lo empiezo y nada termino". Aun no consigo entender porqué las cosas me ilusionan tanto los dos primeros días que hasta las anoto en mi agenda y después de esos días de euforia acabo tachandolo todo. Gimnasio, clases, dietas, dejarme de morder la piel de las unias.. y cosas por el estilo. Pero creo que poco a poco lo voy superando, llevo dos meses en el gimnasio y me decidí a no dejarlo, ( Bueno, no se si es decisión o influye el hecho de que tenga un contrato de 1 anio con el gimnasio. ). Las dietas ya son otra cosa.. me di cuenta de que eso de comer sano de lunes a sábado y permitirme caprichos los domingos no funciona si me paso las 24hs del domingo encaprichada; así que se acabaron las dietas para mi. Este viernes empiezo clases de alemán ( Por eso de que en Alemania se habla alemán ) y eso sencillamente no lo puedo dejar. Bueno creo que no es que este cambiando o mejorando, simplemente que me volví mas inteligente y busco cosas que NO PUEDA dejar así porque sí.
A veces me pregunto como hace esta gente para ser tan organizada, sencillamente no lo entiendo. Espero que con el tiempo se me pegue algo de esa puntualidad invancable, ese ritmo de vida light pero acelerado y esa organización.. lo que me falta para ser perfecta (JÁ).


Maca.

7 Comentarios:

Ħαррy єyєs dijo...

ya te conozco un poco más! yo soy igual, sobre todo en lo de escribir, nunca acabo lo que empiezo, y el gimnasio uff mucha pereza jeje

Sophie dijo...

Te entiendo.
Yo con el gimnasio estoy igual. Y con ballet, y con todo. Pero más tarde me decido.
SON DÍAS! jajajajaj

Otra vez a viajar al olvido dijo...

que lindo Maca...

Arantxa .Á. Bao dijo...

Si tú te sentías identificada con mi entrada, yo no voy a ser menos. Si por algo me caracterizo es por odiar los finales, lo que implica que nunca termino lo que empiezo. Tengo taaaantas historias que empecé a escribir, y ni una sola la acabé! jajaja. Pero sí, es cierto, obligarse a seguir con ello es de inteligentes. Yo también envidio a esa gente que lo tiene todo siempre organizado, y que le dedica el tiempo que haga falta... y no parece que le cueste esfuerzo alguno! Pero después lo piensas y... posiblemente tengas cosas que ellos no tienen.
Alemania? Y yo me quejo... Pero por otra parte, tienes suerte, quien me diera a mi estar ahí! :O

Un beso :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando, haciendo una visista de tarde. Paseando entre tus cosillas. Y como siempre encantado de haber pasado por tu casa.

Saludos y un abrazo.

mflorencia dijo...

Detesto la organización, yo soy exactamente igual. El secreto está en empezar cosas interesantes y no cosas que te prohiban otras, como las diestas y eso...
Deberías estar feliz de no ser perfecta!
Un beso.

Estamos felices dijo...

Jajaja bueno pero algo es algo, el gimnasio no lo dejarás! Por cierto, hoy me estaba cuestionando ese temita de abandono de cosas; es terrible, yo necesito cargarme las pilas y meterle con la dieta, gim y estudios mal mal. JAjaja asi que estas viviendo en Alemania? Copadoooooo! disfrutá :)